Antibióticos y su uso inadecuado

Antibióticos y su uso inadecuado

En el transcurso de los últimos días, la prensa internacional ha difundido la noticia de la muerte de una mujer en EEUU por causa de una bacteria resistente a todos los antibióticos conocidos, creando una corriente de temores ante una futura propagación de estos agentes patógenos.

Una mujer muere en EE UU por una bacteria resistente “a todo”

http://internacional.elpais.com/internacional/2017/01/13/actualidad/1484341886_002271.html

Es por ello que queremos hacer hincapié en el uso racional de antibióticos con el objetivo de prevenir la creación de nuevas resistencias.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que la resistencia a los antimicrobianos (RAM) pone en peligro la eficacia de la prevención y el tratamiento de una serie cada vez mayor de infecciones por virus, bacterias, hongos y parásitos.

La RAM se produce cuando estos microorganismos sufren cambios o mutaciones al verse expuestos a los antimicrobianos, resultando que los medicamentos se vuelven ineficaces persistiendo las infecciones en nuestro organismo, incrementando el riesgo de propagación.

En muchos lugares hay un abuso y mal uso de los antibióticos tanto en las personas como en los animales, y es frecuente que se administren sin supervisión de un profesional. Como ejemplos de uso incorrecto se pueden citar su administración para tratar infecciones víricas, como los resfriados o la gripe, o su uso como promotores del crecimiento del ganado y los peces.

Los microbios resistentes a los antimicrobianos están presentes en las personas, los animales y el medio ambiente (agua, suelo y aire), y pueden transmitirse de persona a persona o entre las personas y los animales. El mal control de las infecciones, las condiciones sanitarias deficientes y la manipulación inadecuada de los alimentos fomentan la propagación de la RAM.

Otro elemento a tener en cuenta y en el cada persona tiene su parte de responsabilidad es en el destino de los medicamentos una vez que han caducado o se ha terminado el tratamiento. Cada vez es mayor el número de personas que hacen un uso responsable de estos medicamentos “obsoletos” pero conviene recordar que una vez acabada su función debe ser llevado de nuevo a la farmacia o a al punto limpio más cercano para una correcta manipulación ya que nunca debe tratado como “basura” convencional.

En definitiva, el uso racional de antibióticos y cualquier otro medicamento empieza por uno mismo, en este sentido consulta a un profesional antes de la automedicación y sigue siempre las indicaciones de tu médico.

Si quieres conocer más acerca de este tema, estos enlaces pueden ser de tu interés:

 

http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs194/es/

 

Author Info

Travelinnova S.L

Travelinnova es: Gestión, comunicación y modernización de la pequeña y mediana empresa.

No Comments

Post a Comment