Densitometría Ósea

 

Densitometría Ósea

La densitometría ósea permite medir la densidad de calcio presente en los huesos. El densitómetro, gracias a una prueba podal nada invasiva y rápida, mide la concentración ósea del calcáneo con el fin de detectar la osteoporosis de manera precoz. De forma rápida, y nada invasiva, permite conocer el estado óseo de la persona y realizarle recomendaciones en materia de prevención o de visita a su médico.

¿Qué es la osteoporosis?

Osteoporosis es el tipo más común de enfermedad ósea. El hueso es un tejido vivo. El hueso existente constantemente es reemplazado por hueso nuevo. Todo el esqueleto es reemplazado aproximadamente cada 10 años. La osteoporosis se presenta cuando el organismo no es capaz de producir suficiente hueso nuevo, cuando demasiado hueso existente es reabsorbido por el cuerpo, o por ambos. La osteoporosis aumenta el riesgo de fractura de un hueso. Aproximadamente la mitad de todas las mujeres mayores de 50 años tendrá una fractura de cadera, de muñeca o de vértebras durante su vida.

¿A quién va dirigida la densitometría?

¿A quién va dirigida la densitometría?

Cualquier persona puede realizarse una densitometría, sin embargo, hay grupos de personas concretas en las que la densitometría parece ser una prueba beneficiosa para valorar la pérdida de densidad ósea, el riesgo de fractura o la respuesta al tratamiento médico.

 

Algunas de ellas son:

Mujeres postmenopáusicas con síntomas severos, sin tratamiento hormonal y con poco consumo de estrógenos (que se encuentran en la soja, por ejemplo)

Mujeres postmenopáusicas que fumen o hayan fumado a lo largo de su vida, ya que el tabaco acelera la pérdida de calcio en los huesos.

Hombres y mujeres con enfermedades que asocien pérdida ósea (mieloma múltiple, diabetes tipo I, enfermedades renales o hepáticas, etc.).

Personas mayores que tengan antecedentes en su familia de fractura de cadera o columna vertebral.

Personas que consuman medicamentos que provoquen pérdida de calcio en el hueso (corticoides, antiepilépticos, alcohol, etc.).

Cualquier persona que padezca hiperparatiroidismo, una enfermedad donde la hormona paratiroidea está elevada y hace que los huesos liberen el calcio que tienen hacia la sangre.

 

Personas que hayan tenido una fractura en cualquier parte del cuerpo después de un golpe no muy fuerte, lo que nos hace sospechar que tienen los huesos demasiado frágiles.

Niños que padezcan enfermedades genéticas que afecten a la formación del hueso, como la osteogénesis imperfecta.

 

Enlaces de interés

Generalidades sobre la osteoporósis

 

Author Info

Travelinnova S.L

Travelinnova es: Gestión, comunicación y modernización de la pequeña y mediana empresa.

No Comments

Post a Comment